Análisis de Torchlight 2 para PS4

Allá por el año 2009, los chicos de Runic Games lanzaron Torchlight. Este título continuaba el mismo esquema de diseño que Diablo, más normal de lo que parecería a priorí pues Runic esta formado por muchos componentes de Blizzard North, aunque hubo ciertas evoluciones en el árbol de habilidades o la inclusión de la mascota.

El juego tuvo muy buena acogida haciendo que la espera de Diablo III fuese más llevadera para determinados jugadores, títulos con el que compite directamente con esta segunda parte.

Para combatir el mal, lo primero que tendremos que hacer es elegir al héroe. Podremos elegir entre cuatro clases distintas:

  • Forastero: Especialista en armas a larga distancia con gran destreza, fundamental para evitar los ataques enemigos
  • Mago de Ember: Especializados en magia, atacarán a sus enemigos utilizando toda clase de hechizos.
  • Berserker: Grandes guerreros en combates cuerpo a cuerpo.
  • Ingeniero: Crea artefactos para poder acabar con los enemigos, además de poseer un potente ataque.

Una vez elegido el personaje es hora de personalizarlo. Además de poder elegir el sexo del personaje, contaremos con diferentes tipos de cara, peinados y color de pelo para poder adaptarlo lo más posible a cómo deseemos.

La historia es bastante normal y enlaza perfectamente con el primer juego. Durante toda la campaña sigue la historia con misiones opcional totalmente independientes de este hilo inicial y en general se puede decir que es interesante la historia.

Estamos ante un mundo 3D desde una vista isométrica con la posibilidad de realizar zoom hasta un nivel muy notable donde podemos ver todo los detalles de nuestro personaje.

El diseño artístico es más de comic que su antecesor, potenciando este apartado claramente, sobre todo se nota en las cinemáticas que nos encontramos. Esto no quita el hecho de que nos encontremos con un apartado muy detallista aunque ciertos monstruos puedan parecer simplificados por el tipo de diseño artístico. Mención especial a los jefes tanto de la trama principal como de las misiones secundarias, enormes y totalmente distintos.
Los efectos de luz están muy bien realizados y ciertas magias son realmente espectaculares.

Un apartado decente con unos efectos sonoros que dan mucha ambientación y que en los combates es muy correcto.

Las voces están en inglés, al igual el resto del título aunque Runic deja la puerta abierta a una traducción oficial en un futuro cercano, y realizadas muy correctamente las veces que los distintos NPCs hablan y se comunican con nosotros, que la verdad son bastantes.

Por último, la música esta bastante bien y acompaña perfectamente nuestra acción. Además, ocurre como en el título origial y muchas os sonarán de la Saga Diablo con el plus adicional que los chicos de Runic han decidido regalarla en su página web.

En cuanto al control, la cámara está fija para que no podamos girarla a nuestro antojo (si una construcción tapa a los personajes veremos su silueta para que no nos despistemos) como hemos visto en Diablo III, pero sí que han habilitado la posibilidad de acercar y alejar la cámara como nos venga en gana. Nos hubiera gustado tener más opciones a la hora de gestionar el mapa en pantalla, o lo vemos en un tercio de la pantalla o en un circulito en la parte superior. Algo intermedio hubiese sido lo suyo, por mucho que podamos aumentarlo levemente pulsando la cruceta en la dirección de abajo.

En las ciudades, tres que centra cada acto, podemos hablar para conseguir misiones o información con los distintos habitantes que siempre tienen algo que decir, aunque solo sea una frase. En sí no existen diálogos opcionales, pero da ambientación al tema de las ciudades y es un detalle que se agradece. En estas ciudades tenemos distintos comerciantes: los típicos que nos venden cosas (armas, armaduras y pociones); los que pueden quitar gemas de nuestros objetos con dos posibles resultados a elegir, o la gema o el objeto, se acabó poder tener ambos; el alquimista, que nos creará nuevas gemas con otras de menor nivel; el encantador, que por un módico precio nos encantará las armaduras/armas para darle alguna característica adicional con un máximo de 2 y por último el que por dinero nos dará la opción de eliminar puntos de habilidad si al hacer el reparto nos hemos equivocado, esto se limita a tres por ciudad así que no pasa como en Titan Quest que sólo teníamos como limitante el dinero. También dispondremos de dos baúles, uno propio y otro común con los otros personajes que creemos.

Cuando subimos de nivel tendremos 5 puntos para las características que más deseamos potenciar entre las clásicas de Fuerza, Vida, Magia y Destreza y un punto para las distintas habilidades. El tema de las habilidades es una evolución muy interesante, primero tenemos tres ramas compuestas por 8 habilidades activas y 3 pasivas pero lo “nuevo” es que son totalmente libres. Me explico: en Diablo 2 si queríamos tener Nova de Hielo necesitábamos activar obligatoriamente 5 habilidades más, olvidaros de eso, con esta mecánica al llegar el nivel donde se desbloquea la habilidad se podrá usar directamente. Pero cuidado, porque cada nivel de habilidad dependerá de nuestro nivel, así que acumular puntos de habilidad para potenciar al máximo una habilidad no es posible si no poseemos el nivel apropiado. Por último, con un máximo de 15 puntos por habilidad, cada 5 puntos se añade una característica a la habilidad como por ejemplo una menor cantidad de mana necesario.

También decir que siguen existiendo los niveles de fama y que por cada nivel de fama tenemos 1 punto de habilidad posible. Dicha fama se consigue con algunas misiones secundarias o eliminando a monstruos únicos o élites. Por todo esto tenemos que la cantidad de personajes posibles enorme.

El tema de las misiones sigue siendo el clásico, ir de Y a X, eliminar a Z o encontrar E objeto, aún así existen algunas partes de estas misiones, muy minoritarias, donde tenemos ciertos puzzles que se agradecen. Una pena que no se haya potenciado este punto pero por algo se empieza.

El nivel de dificultad es configurable, así que si queremos iniciar la campaña con una dificultad mayor a la normal no hay problema, además que al terminar el título podemos volverlo a jugar en una dificultad aún mayor o ir a una parte especial donde por un módico precio podremos comprar mapas de mazmorras donde seguir luchando.

Añadir que Torchlight 2 cuenta con modo multijugador cooperativo hasta 4 jugadores que harán que las 20 o 30 horas que dura el juego principal se multipliquen ad infinitum. Por que solo hay una cosa más divertida que jugar a Torchlight 2 y es jugar a Torchlight 2 con amigos. Además en al versión analizada para PS4, el online funciona maravillosamente bien. El matchmaking funciona de fabula y nos unimos a partidas por todo el mundo en apenas unos segundos. Una vez dentro las partidas son igual de fluidas que jugando offline, sin ralentizaciones ni lag.

Conclusiones

Gran juego que se nota el cariño con el que ha sido desarrollado y que ofrece una gran rejugabilidad. Estamos ante uno de los mejores exponentes de Action RPG que podemos encontrar en PS4. Acción a raudales, progresión continua, facilidad de uso, jugabilidad perfecta y un acabado artístico que mantiene el tipo tras siete años del lanzamiento en la versión de PC.

Valoración: 8.6 (MUY BUENO)

Más artículos
Sé el viento debajo de las alas de alguien en 'Wisper'
A %d blogueros les gusta esto: