Review – Shenmue III

Fan Service en su máxima expresión.

Review Shenmue IIIEra 1999 y el mundo recibió una consola que estaba años adelante del mercado, el Sega Dreamcast, un hardware que pretendía sacar a Sega del hoyo en el que sus malas decisiones lo habían metido, y con ello varios juegos que pretendían lograr levantar las ventas de esta consola. Ahí fue donde Yu Suzuki lanzaría Shenmue, que al. Igual que el hardware en el que corría, estaría adelantado a su época. Esta consola vio 2 entregas y la. Franquicia desapareció junto con Sega y sus ganas de seguir haciendo consolas. Pero 18 años más tarde, tenemos Shenmue III en nuestras manos. Resultado de una campaña de Kickstarter en la que los fans pusieron su aportación para hacer posible la secuela que estaban esperando por más de una década. Pero la incógnita es, ¿cumple Shenmue III con el legado que traía cargando y qué tal se acomoda a la era moderna del gaming?. 

De vuelta a China

La historia de Shenmue III continúa con la búsqueda de Ryo Hazuki por vengar y entender la muerte de su padre, persiguiendo a La Din y sus secuaces. Si jugaste los 2 títulos pasados de la franquicia, la tercera entrega empieza justo donde la segunda terminó, con Ryo y Shenhua en una cueva que revela un poco más del misticismo detrás de él espejo del fénix y del dragón, 2 piezas de artesanía muy importantes en la historia de esta serie, digo, después de todo el hacerse del espejo del dragón fue lo que llevó a La Din a acabar con la vida del padre de Ryo. 

Fiel a continuar con la historia como la había dejado hace 18 años, el título desarrolla la primera mitad de su narrativa en el poblado de Bailu, donde deberás descubrir los misterios de los espejos del fénix y dragón que están profundamente ligados al asesinato del padre de nuestro protagonista y a este pueblo de la China rural. Deberás encontrar pistas, preguntar a NPCs por indicaciones para encontrar lugares o personas, mientras te encargas de mantenerte descansado, comido y con dinero. Veremos a nuevos personajes ser introducidos a la historia así como referencias y regreso de otros populares de la franquicia. 

Shenmue III_20191124101003

Yu Suzuki se tomó su tiempo para contar esta parte de la historia de Shenmue, y me dejó intrigado por lo que se lanzará en los DLC aunque sinceramente me hubiera gustado una conclusión más sólida, en lugar de algo que me dejó con más preguntas que respuestas. 

La actuación en ingles deja mucho que desear, y desafortunadamente en japonés tampoco es excelente, pero definitivamente el lenguaje original es una mejor opción. No está en español, pero cuenta con subtítulos. Y la música que lo acompaña es algo que de igual manera hace alusión a lo que ya se había logrado en títulos anteriores, nada de temas épicos, te encontrarás con temas cortos con un loop y localizados sobre ciertas zonas del mapa. 

Shenmue III_20191128205153

Mismo concepto con una manita de gato

Gráficamente este es un título de 2001 en herramientas de 2019. Desde la Interfaz gráfica deja claro que el juego está pensado como secuela directa, pero uno o 2 años después de la salida del último juego. Y esto es una constante durante todo el juego como lo vamos a ver más adelante. ¿La razón de esto?, Yu Suzuki no estuvo al tanto de lo que sucedió en la industria de los videojuegos durante todo este tiempo, algo que nos mencionó durante nuestro Hands-On con el titulo durante el E3 2019, pueden verlo aquí. ¿Es esto malo?, no y si, y ahorita me gustaría extenderme en eso pero sigamos con el tema gráfico. Si jugaste Shenmue en el Dreamcast, esta entrega va a ser como hubieras querido que se viera en aquel entonces y por eso, no te va a decepcionar. Todo el movimiento extraño, la deformación de partes del cuerpo al doblarlas, ¿recuerdan cómo en juegos de aquella época cuando un personaje se agachaba su muslo crecía?, eso pasa aquí. Las animaciones al caminar rígidas, movimiento de los ojos al hablar, etc. Todo grita 2000s. Esto para un jugador que no conoce los títulos anteriores le puede parecer un trabajo de baja calidad, pero para el amante de Shenmue es regresar a la magia que esos títulos nos presentaba. 

Shenmue III_20191124111932

Sin embargo hay cosas que si no me agradaron, principalmente en cuanto al desempeño del juego. El framerate anda por todos lados, los bajones no son cosa rara en este título y se ven en cualquier punto, caminando, corriendo o peleando. Y el popping y carga lenta de texturas es muy frecuente. Por ejemplo, puedes ir corriendo por la ciudad y de pronto los NPCs desaparecen, ya que el juego no alcanza a cargar lo suficientemente rápido el ambiente, hasta que de pronto tu personaje se topa con una pared invisible, que si esperas unos 5 segundos, resultara ser un NPC que aún no había sido cargado, cabe aclarar que juegue este título en un PS4 base. En cuanto a lo gráfico, entiendo perfectamente la dirección de arte y su motivo, pero sus fallos de desempeño y aspectos chuscos de física creo que no son aceptables, principalmente porque el haber elegido el estilo artístico no está peleado con optimizar bien el juego. 

Shenmue III_20191129040232

Atrapado en el Dreamcast

Pero lo gráfico no es lo único atrapado en los inicios del 2000, todo el diseño del juego lo está. Quiero ser muy claro desde este punto. Si entras a Shenmue III buscando un juego revolucionario como lo fueron sus antecesores, que agregue algo nuevo o mejore algo presente en la industria, te vas a decepcionar, Shenmue III es un título que se siente desarrollado  hace 16 años pero que apenas vio la luz. Pero si te quedaste con ganas de una tercer entrega, que tuviera los mismos elementos que te hicieron enamorarte de la franquicia y continúe con su historia, sin importarte que hayan pasado 18 años en la industria, este juego probablemente te va a encantar. 

El juego hace uso del hardware de esta generación en un aspecto que lo mejora muchísimo ante sus antecesores. Shenmue I y II debido a limitaciones de hardware tenía un mapa que se dividía en zonas pequeñas, donde tenías que hacer una transición entre una y otra. En esta ocasión las zonas abiertas son mucho más fáciles y placenteras de explorar gracias a una cantidad mucho mayor de poder de procesamiento y nos hace desear haber podido jugar los otros títulos de esta manera en su época.

9

Shenmue III al igual que sus antecesores es un título donde se consideran varias cosas aparte de pelear, investigar y avanzar en su historia. Y que integra elementos como comer, ya que Ryo cuenta con un medido que se va vaciando conforme avanza el día y tú corres por ahí, que baja más rápido si caminas. Que es parte de cómo aprovechas tu entrenamiento, ya que bien comidito, obtienes mejores resultados. Y vaya que tienes que entrenar, en los juegos modernos nuestras habilidades van creciendo conforme las usamos, mientras más peleamos, mejores nos volvemos en una cosa o se nos van dando puntos a distribuir como deseemos. En Shenmue tienes que apartar tiempo de tu tiempo de juego para entrenar, aprender nuevos movimientos, mejorar el daño que haces o incrementar tu capacidad de salud. El ir por ahí peleando no va a subir tu nivel de Kung Fu, solo el entrenar lo logrará. Esto es algo que hizo al titulo genial en la era del Dreamcast, pero que el día de hoy tal vez más de uno vea como innecesario, sin embargo, está impregnado en el ADN de Shenmue. Como también lo está el trabajar para poder comprar tu comida, o nuevos manuscritos de movimientos, movimientos que después tendras que ir a entrenar para mejorarlos, o incluso, trabajar para poder pagar tu noche de hotel. Si, cada noche que pases en un hotel, la segunda mitad del juego, tendrás que desembolsar una cantidad diaria solo porque pasó un día. 

10

El concepto de esperar también sigue muy dentro del diseño de este título, pero no tanto como en las entregas pasadas, al momento de hacer una misión, tal vez tendrás que cumplir con un horario, así que más te vale irte a entrenar o trabajar durante el día para volver al siguiente día a la hora indicada. 

¿Y en qué consisten estas misiones?. Principalmente en recoger información sobre el misterio que envuelve al espejo del dragón y fénix para poder encontrar a Lan Di y al padre de Shenhua, un cantero secuestrado por una banda de matones. Localizar pistas, personas o ubicaciones son una parte mucho más grande que el pelear con enemigos. Es en esencia un juego detectivesco con enfrentamientos de Kung Fu de vez en cuando. 

Cuando estas peleas se presentan, también hace presencia otro juego de Yu Suzuki, Virtua Fighter. Ya que, como anteriormente, la semejanza es enorme, pero con sistemas un poco más complejos ya que tienes que ejecutar no solo las combinaciones para tus ataques si no que debes de cuidar un medidor y que movimiento tienes seleccionado para incrementar el daño que haces. Es un sistema que se siente anticuado este punto de la industria, definitivamente. 

3

Haciendo honor a su historia Shenmue III te presenta varias secuencias cinemáticas con quick time events, donde debes de presionar el botón indicado rápidamente para continuar, pero si no lo haces no te penaliza en ninguna manera, y es que en realidad, el juego no te penaliza en ningún aspecto, solo te hace repetir las secuencias, o las peleas. Si no estás listo, tienes que ir a entrenar para vencer a tu enemigo, y si estás muy bien preparado, probablemente incluso aunque te I pongas a tu oponente terminaras perdiendo la batalla para servir a la narrativa, si, aunque le pongas una paliza a tu contrincante, vas a perder en ocasiones, y no es algo que personalmente me haya agradado. 

Fuera del andar de detective y peleando o entrenando esta el dinero, el cochino dinero. El cual aparte de cumplir su función de hacernos con artículos para recuperarnos, puede ser utilizado para comprar coleccionables, o ganarlos en juegos de azar. Y también para comprar ropa diferente y calzado. Pero, también sirve como una pared que te evita avanzar en la historia del juego, ya que en 2 ocasiones el título te pide cantidades muy altas para cosas clave. Y no te queda más que irte a pescar, a cortar leña, atrapar patos o la manera más fácil de generar dinero, apostar. Y que en Shenmue III es mucho más fácil hacerte de dinero apostando que con trabajo honesto y cuenta con varias herramientas para subir tus probabilidades de ganar tus apuestas. 

Shenmue III_20191128230537

score-78Shenmue III es un juego que está atrapado en el 2001, pero esto no lo hace malo por defecto. Es un juego que es creado para un nicho de fans, para cumplir con lo que las personas que apoyaron el Kickstarter esperaban. Poniendo a Shenmue III en el ámbito moderno de desarrollo, diseño y calidad gráfica, queda muy por debajo de la oferta que tenemos actualmente. Es como si Yu Suzuki hubiera hibernado y no puso atención o echo un vistazo a lo que se estaba haciendo, cosa que pudo haber mejorado su juego increíblemente y no entiendo muy bien porque el equipo de de desarrollo decidió dejarlo de lado. La historia se da el  lujo de introducir cosas nuevas y no solucionarlas, cosa que habla de los planes de seguir sacando contenido o tal vez otro juego. Pero creo que de seguir esta línea, se quedará con los mismos jugadores y le será muy difícil atraer nuevos a la franquicia. 

Es Fan Service en su máxima expresión, el juego nunca pretende conquistar nuevos jugadores, algo que juega a su favor y al mismo tiempo en su contra. Si esperas algo innovador o siquiera con una filosofía de desarrollo y diseño moderno, te vas a topar con una pared y probablemente te decepcionara. Pero si haz jugado los anteriores y esperabas algo como eso, con gráficos mejorados, vas a sentirte en casa, es un tren con destino a la nostalgia. 

Más artículos
Convierte a los guardianes de Zelda: Breath of the Wild en deliciosos postres de chocolate
A %d blogueros les gusta esto: