Review – Yooka-Laylee and the Impossible Lair

De buenas decisiones

Review Yooka-Laylee and the Impossible LairKickstarter es una plataforma que indudablemente, ha cambiado al medio para siempre, ya sea para bien o para mal. Una de sus historias más llamativas es la de Playtonic Games y en aquel entonces, su llamado “Project Ukelele”. Tras una impresionante campaña que en tan solo un día juntó más de $1 millón de dólares, comenzó un tedioso y duro proceso de desarrollo para darle vida a Yooka-Laylee, sucesor espiritual de Banjo-Kazooie que por supuesto, fue trabajado por estos ex Rare pero que al final, se quedó sumamente corto en casi todo lo que intentaba, siendo solo la sombra de aquel juego al que intentaba rendirle tributo. Tras un claro lavado de rostro y cambio en sus filosofías de trabajo, el estudio británico decidió llevar a su franquicia a un diseño 2D con Yooka-Laylee and the Impossible Lair, decisión que no podría haber sido más acertada, dejando claro que el talento indudablemente estaba presente, solo que se había enfocado de la manera incorrecta.

De primera instancia y viéndolo a la distancia, pareciera que Yooka-Laylee and the Impossible Lair es un platformer en dos dimensiones más que aportará poco al género y que incluso, lo que intenta lo hará a medias y con mucho temor a equivocarse. Vaya sorpresa la que te llevas cuando después de dos o tres niveles, notas la maravillosa manufactura con lo que todo está construido y colocado dentro de este juego, demostrando que no estamos frente a uno más del montón. Por supuesto que existen algunas asperezas aquí y allá en cosas como su diseño de niveles o la falta de jefes, por ejemplo, pero la realidad es que Playtonic Games se ha lucido con un título que la gran mayoría teníamos fuera de nuestro radar y que de forma muy grata, nos ha sorprendido con una experiencia a la que es bastante complicado quitarle las de encima.

Jamás se necesita de una historia

¿Es necesario que un juego como Yooka-Laylee and the Impossible Lair tenga historia? No, por supuesto que no. Al igual que todo sus hermanos de género, el nuevo título Playtonic Games no requiere de ninguna clase de argumento narrativo para poder presentar todas sus ideas de gameplay, sin embargo, también tenemos que entender que hoy en día, todo se debe justificar con algún tipo de relato. Sobra decir que si estabas esperando una gran historia, aquí no la vas encontrar, incluso te diría que ni siquiera hubo mucha preocupación por expandir el poco lore que se ha creado sobre esta franquicia.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009122707

En un día tranquilo, nuestro querido Capital B decide hacer de las suyas para volver a poner en jaque a todo el mundo, por lo que de nueva cuenta, nuestros héroes Yooka y Laylee, deben de entrar en acción. Durante una escena bastante frenética en la que nosotros ya estamos jugando, Queen Phoebee aparece para asistirnos con su protección y justo cuando estamos a punto de terminar con el villano, éste consigue quitarnos el escudo que teníamos. Así, nos enteramos de que el Royal Beettalion de la abeja reina ha sido secuestrado por lo que debemos de embarcarnos en una nueva aventura para liberarlos y así, poder contar de nuevo con la protección necesaria para acabar con la amenaza que busca terminar con el universo entero.

Claramente, la narrativa del juego pasa a cuarto o hasta quinto término. A pesar de que a lo largo del juego vas conociendo a nuevos personajes y reencontrándote con viejos amigos, la historia en ningún momento da otro paso para interesarte más por el universo de Yooka-Laylee. Lo que sí te puedo decir es que el título cuenta con un guión bastante extraño, pero bien escrito. Los diálogos de los NPCs con los que te topas normalmente son bastante divertidos por lo raros que pueden ser dadas las circunstancias en las que están todos. Por supuesto que quejarme de la historia de un juego como Yooka-Laylee and the Impossible Lair sería tonto, pero me parecía importante contarte más o menos cómo va la cosa en este apartado.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009123523

Es curioso que no se haya decidido invertir más en crear un universo más sólido y conciso. Lo anterior lo digo porque cuando el primer Yooka-Laylee estaba en desarrollo, Playtonic Games recibió fuertes críticas porque la gran mayoría de sus esfuerzos se estaban poniendo en cosas como la creación de mercancía y productos de franquicia, en lugar de hacer un juego mucho más conciso. Por tal motivo es que al inicio de esta reseña te comento que Yooka-Laylee and the Impossible Lair es prueba de que hubo un fuerte cambio de pensamiento dentro del estudio en donde se ha puesto al gameplay por encima de cualquier otra cosa.

Impresionante dominio del 2D

Lo primero que hay que decir de cómo es que Yooka-Laylee and the Impossible Lair está diseñado, es que así como Yooka-Laylee era una especie de tributo a la fórmula de aquellos platformers 3D de la era del Nintendo 64 como el amado Banjo-Kazooie, este nuevo título toma la forma de Donkey Kong Country, tanto de la trilogía de Rare que vivió en el Super Nintendo, como del fabuloso trabajo que Retro Studios hizo recientemente con esta saga en el Wii y Wii U. Encima de todo esto, Playtonic Games agregó algunas ideas propias que le van muy bien a la experiencia pero que sobre todo, la hacen sentir con bastante personalidad propia, lo cual, se agradece mucho.

Comenzando con la estructura del juego, tenemos que Yooka-Laylee and the Impossible Lair está dividido en niveles perfectamente delimitados, en los cuales, tienes que llegar del punto A al punto B, esto claro, mientras vas recolectando diferentes coleccionables de los que te hablaré un poco más adelante. Lo interesante aquí y que en realidad, le da su propio sabor al juego es que como te contaba, al final de cada nivel rescatas a una abeja que será vital para poder acabar con el jefe final. Hablando de este personaje, te cuento que es posible enfrentarlo en cuanto pasas el intro del juego, pero es bastante improbable que lo vayas a derrotar sin la ayuda de estos insectos a los que hay que salvar.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009133439

Básicamente, en cuanto superas cualquiera de los niveles de Yooka-Laylee and the Impossible Lair, se te da una vida para intentar derrotar a Capital B en su guarida, la cual, básicamente es un enfrentamiento muy largo contra un jefe. De ahí justamente, el juego obtiene su nombre de “Impossible Lair”, pues te debes de enfrentar a un reto con un pico de dificultad brutalmente elevado. Me resulta muy interesante que Playtonic Games haya tomado un camino tan interesante como éste para darle forma a su título. Eso de poder enfrentar al jefe final en cualquier momento que quieras, es algo que no se ve muy seguido dentro del medio. Mi consejo sería que no te enterques demasiado en pasar esto inmediatamente, pues la verdad es que el valor de la experiencia justamente está en sus niveles.

Una queja que tengo pero que probablemente se explique con la forma que se le dio a ese jefe final, es que a lo largo de la aventura, no te enfrentas con ningún otro Boss. Indudablemente es algo que creo, le faltó a la experiencia y aunque podríamos decir que el “Impossible Lair” lo compensa, sí es una ausencia que notarás enseguida, pues vale la pena recordar el increíble trabajo que Retro Studios hizo en este apartado con sus Donkey Kong Country, sobre todo con Tropical Freeze.

Otro gran elemento que le da personalidad propia a Yooka-Laylee and the Impossible Lair es la forma en la que está construido su Overworld. A diferencia de otros juegos del género en el que esta parte es un menú de selección de niveles y ya, acá se nos presenta gameplay como tal. Para llegar a ciertos puntos, deberás de resolver algunos puzzles o retos bastante interesantes, además de que también habrá objetos escondidos que te servirán en tu aventura. La verdad es que no es nada del otro mundo o algo que vaya a cambiar al género para siempre, pero que Playtonic Games se haya tomado el tiempo de hacer que su Overworld también fuera jugáble y una parte divertida de la experiencia, me habla de que estamos frente a un producto que se hizo con bastante cariño.

Pasando al core gameplay de Yooka-Laylee and the Impossible Lair, me alegra mucho decirte que Playtonic Games entiende perfectamente cómo es que se debe comportar un buen platformer en dos dimensiones, tanto en la parte de control, como en su diseño de niveles, el cual, me ha sorprendido enormemente por la forma en la que se aprovechan espacios para siempre estarte asombrando con pequeñas ideas que en conjunto, hacen un todo verdaderamente genial.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009124900

El peso de nuestro personaje en cualquier juego del género es de suma importancia, pues de él depende en buena parte qué tan precisos se sentirán los comandos que demos con el control. Me parece que en Yooka-Laylee and the Impossible Lair se le dio al clavo en este apartado, aunque tal vez, alguna personas puedan sentir un tanto flotado el efecto de cuando estás cayendo al piso después de un gran salto. Una de las principales acciones que podemos hacer con el camaleón y con el murciélago, es una rodada que sirve para acabar con enemigos y para romper algunos obstáculos. También es posible dar golpes y sacar la lengua para lanzar algunos objetos. 

Me hubiera gustado que el tener a Laylee te dejara hacer un doble salto por ejemplo, pero la realidad es que nuestro acompañante se limita a protegernos del daño enemigo. Así es, cuando te pegan o caes en unos picos, por ejemplo, el murciélago morado se separa de nosotros y entra en pánico, muy parecido a cuando perdías a Baby Mario en Yoshi’s Island. Si te vuelven a golpear sin el segundo personaje, mueres y vuelves al último checkpoint que hayas encontrado. Lo bueno es que cuando pierdes a Laylee, tienes unos segundos para recuperarlo. Otro elemento del control que me encantó es que cuando estás rodando, obtienes velocidad y una especie de momentum que te permite dar saltos muchos más largos. 

Todo lo que te acabo de contar simplemente no funcionaría correctamente sin un buen diseño de niveles, asunto que creo, es lo que mejor hace Yooka-Laylee and the Impossible Lair. Cada uno de los lugares que recorremos en nuestra aventura está repleto de secretos y de pequeños retos que deberás de completar. El coleccionable principal y sin el cual, no podrás avanzar en ciertos puntos, son cinco monedas doradas por nivel. Al igual que pasa en estos juegos, para obtenerlas, normalmente tienes que hacer algo extra que se termina convirtiendo en una muy divertida mecánica. La dificultad va creciendo gradualmente y la verdad, la encontré de muy buen nivel. 

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191010104311

Probablemente el único “pero” que le ve al diseño de niveles de Yooka-Laylee and the Impossible Lair, es que su lenguaje a veces puede ser un poco confuso. Con lo anterior quiero decir que muchas veces no sabía bien si el juego me estaba guiñando el ojo para que intentara acceder a algunas de sus partes para así, encontrar un secreto. Hubo varias veces que juraba que si me tiraba en cierto punto que parecía un vacío, encontraría algo, esto para darme cuenta de que no era así.

Algunos de estos escenarios cuentan con una especie de lado B. En cierto punto, se te enseñará la manera de congelarlos para cambiar algunos de sus atributos. Al inicio pensé que esto era backtracking un tanto hueco y sin justificación, pero en cuanto entras a ese nivel que según tú ya habías jugado y ves todo lo que cambió por el hecho de haberlo congelado, te das cuenta del enorme valor que tiene el concepto y una vez más, eres testigo del dominio que la gente de Playtonic Games tiene al momento de diseñar estos espacios que recorremos sobre un plano.

Para rematar y claro, intentar dar ese sentimiento de progresión tan importante para el medio, sobre todo en los últimos años, en Yooka-Laylee and the Impossible Lair podrás encontrar algunos tónicos especiales que hacen las veces de perks. Por ejemplo, hay uno que hace que cuando pierdas a Laylee, éste no se mueva tanto y te dé más tiempo de recuperarlo. También hay otro que te deja mantener las monedas doradas que hayas encontrado incluso después de morir. La verdad es que no es tan especial este aspecto del juego, pero es un buen agregado. Mención especial al increíble arte que se le puso a cada una de estas habilidades para representar lo que hacen.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009132153

Yooka-Laylee and the Impossible Lair es un gran tributo a lo que Donkey Kong Country en sus dos etapas brindó al medio. Lo mejor de todo esto es que el estudio británico decidió no quedarse en solo replicar lo que Rare y Retro hicieron en sus respectivos momentos con la serie del chango, sino que fueron un poco más allá para imprimirle su propio sabor con ideas que se siente genuinamente frescas y más importante aún, que fueron ejecutadas correctamente para entregar un juego de plataformas en dos dimensiones sumamente sólido y disfrutable para cualquier tipo de público.

La presentación que esperábamos

La tecnología sobre la que se hacen los videojuegos modernos se ha convertido en un tema verdaderamente interesante y hasta apasionante para algunos de nosotros, pues al final, estamos hablando de los diferentes tipos de pinturas y lienzos que estos artistas usan para darle vida a mundos imposibles. Sin duda alguna, Unity se ha convertido en uno de los motores más importantes del medio, sobre todo entre la escena independiente, pues al igual que por ejemplo, Unreal, éste se ha convertido en una herramienta increíblemente flexible y sobre todo, económicamente viable para estudios que no pueden gastar decenas de millones de dólares en desarrollo. Yooka-Laylee and the Impossible Lair es una nueva prueba de cómo es que con esta plataforma, en las manos correctas, se pueden hacer verdaderas maravillas.

A pesar de que se podría verse muy fácil traer de regreso a estas mascotas noventas que viven en mundos de fantasía, la realidad es que en términos de dirección de arte, es todo un reto hacer que el producto terminado tenga consistencia visual y auditiva. Para fortuna de todos nosotros, el equipo de Playtonic Games entiende perfectamente cómo lograr todo lo anterior, entregándonos un juego que en cuanto empieza a correr, llega a transmitir toda esa magia y hasta misticismo que Rare conseguía con sus Donkey Kong Country.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009132921

Como te decía, Yooka-Laylee and the Impossible Lair está hecho en Unity, motor que fue utilizado en la mejor de sus capacidades, pues tenemos un título que se despliega sin problemas en todas las plataformas para las que se lanzó a 60 cuadros por segundo muy estables, incluso en su versión de Switch, en donde en modo portátil, se ve 1:1 a 720P nativo. La cantidad de capas y fondos que se colocaron en cada uno de los niveles es impresionante, además de que el detalle y todo lo que ocurre cuando estás recorriendo uno de estos escenarios, te volará la mente. Algo que me encantó es que justamente, cada nivel cuenta con una enorme personalidad que los hacen brillar de manera intensa. Al menos en la versión de PS4 y todo el tiempo que llevo con el juego, en ningún momento me topé con caídas de framerate, bugs o cualquier otra complicación técnica. Estamos frente a un producto terminado en todo sentido.

Seguro que si eres seguidor de Donkey Kong Country, sabrás perfectamente que la parte musical es una de las más especiales de toda la experiencia. Pues bien, me alegra mucho decirte que Yooka-Laylee and the Impossible Lair trae de regreso a dos grandes de la música de videojuegos para llenar nuestros oídos de magia pura. El genio de David Wise te deleitará con todo su estilo, siendo acompañado por el también talentoso Grant Kirkhope. Sin temor a equivocarme, me parece que estamos frente a uno de los mejores soundtracks de este año. 

Yooka-Laylee and the Impossible Lair_20191009132316

Así como pasó con el tema de gameplay y de diseño de niveles, en Yooka-Laylee and the Impossible Lair, el estudio británico entendió todo lo que había hecho mal con su pasado juego en cosas como dirección de arte, gráficas y hasta música, logrando un título en dos dimensiones que definitivamente está a la altura de todo lo estábamos esperando de estos desarrolladores con tanta experiencia dentro del medio. 

Resultado que no me esperaba

score87Las sorpresas siempre estarán a la orden del día, sobre todo en un medio como el de los videojuegos. Para serte franco, después de lo que fue el primer Yooka-Laylee, no daba un peso por esta secuela, pero en cuanto di el primer salto y pasé el primero de sus niveles, una fuerte emoción me invadió, más por el gran amor que le tengo a todos los Donkey Kong Country. En esta ocasión, Playtonic Games tomó todas las decisión correctas, con todo y el par de asperezas que puedes encontrar en la experiencia que representa Yooka-Laylee and the Impossible Lair. Puede ser que la catarsis de no esperar nada y que se te entregue algo así de bueno pueda nublar nuestro juicio, pero créeme que me he sentado a meditar bastante lo que se ofrece en este juego para concluir que en efecto, el trabajo es simplemente fabuloso.

Te entiendo perfectamente si sigues in tanto éxpecticvo por lo que en realidad es Yooka-Laylee and the Impossible Lair, pero te aseguro que si de alguna u otra forma disfrutas los juegos de plataformas en dos dimensiones, éste es un verdadero imperdible y muy probablemente, la sorpresa más grata que me llevado en 2019. Sobra decir que si eres fan de Donkey Kong Country, lo nuevo de Playtonic Games debería de estar sí o sí dentro de tus prioridades, incluso te diría que si por alguna extraña razón, nunca le has dado la oportunidad a este tipo de títulos, ahora es un gran momento para probar sus mieles.

Más artículos
‘Eagle Island’ lanza búhos a los enemigos a lo largo de sus aventuras
A %d blogueros les gusta esto: